“Tengo una vida bendecida”

“Antes yo era una persona triste, vacía porque no tenía a Dios en mi vida, a medida fui participando en las reuniones mi vida fue cambiando, siempre participaba de las reuniones del Espíritu Santo, pues deseaba tener un encuentro con Dios. Cada día me entregaba más al Señor Jesús y mi vida fue dando un giro total, el mal carácter que tenía fue desapareciendo. Para lograr tener un encuentro con Dios hay que ser humilde, sincero y es allí que cuando nos entregamos por completo el Espíritu Santo es derramado sobre nuestras vidas. Soy una nueva mujer, alegre, feliz, todo el vacío y la soledad que había en mi vida fue llenado por la Presencia del Señor Jesús. Tengo una vida bendecida, porque tengo a Dios y toda mi familia fue transformada. Hoy tengo el poder de Dios en mi vida y no hay problema  que me aflija pues se que Dios esta conmigo.”

Leave a Reply





Copyright 2015 Universal Honduras. All Rights Reserved.