Que venga el 2017

venga2017

Y allí se fue el 2016. Escribimos a continuación muchas cosas que hacen a un hombre que sigue el Proyecto IntelliMen, realmente un hombre mejor.

Hablamos sobre cómo ser un hombre pleno, cuyas actitudes hacen de él una persona equilibrada en las cuestiones de salud, relaciones, trabajo, carácter y la importante estructura espiritual, que es la base de todo.

Dimos buenos consejos sobre cómo vestirse de acuerdo a la ocasión, mostrando que un hombre bien vestido causa una impresión mucho mejor que una tarjeta de presentación. Y sin adornos o modas. Vestirse, de hecho, como un hombre, con ropa vieja, rasgada y atemporal. Con clase, buen gusto y sin ser superfluo. Aprendimos incluso a cuidar mejor de las prendas de ropa de nuestro vestuario, porque el dinero no crece de los árboles y cuidar lo que es nuestro nos hace muy bien.

Trazamos un breve perfil de algunos deportes indoor y outdoor , repletos de beneficios para la salud, aventura y desafíos, con las debidas advertencias sobre seguridad y responsabilidad.

Hablando de salud, recordamos que un hombre que es hombre tiene que cuidarse, justamente para seguir siendo hombre, sin prejuicios bobos, en un abordaje maduro y sensato de la preservación del cuerpo para que todo ande bien – ya que, cuando la salud está perjudicada, influye en todo el resto.

Conocemos mejor la vida de hombres que son o fueron ejemplos de virilidad, sin máscaras – como la “leyenda” de John Wayne, que no condice en nada con la realidad. Y de sujetos firmes, como Jimmy Stewart, que era valiente en las pantallas y fuera de ellas, como piloto en la Segunda Guerra Mundial; de Tom Hanks, que tuvo el coraje de contar los errores de su juventud que ahora afectan su salud y les dejó una advertencia a otros para que sean más inteligentes que él. O la de Ben Stiller, que dejó bien claro que un examen de próstata, algo que muchos hombres tienen miedo o prejuicios de hacer, salvó su vida y permitió que siguiera adelante; y Michael Phelps, el mayor medallista olímpico de la historia, que llegó a ese nivel por expandir sus límites y ser disciplinado. Y también de Saint-Exupéry, que enfrentó la más sangrienta de las guerras, pero despertó a muchas personas que estaban olvidándose de su humanidad, a través de un niño perdido en un desierto para eso, en uno de los libros más célebres de todos los tiempos. Y otros tan notables como ellos.

Vimos también los lados menos conocidos de hombres notables de la Biblia, viriles en una época llena de desafíos, y de cómo su entrega a Dios los convirtió en más hombres aún. Entre ellos David, Pablo y el propio Señor Jesús, el Mayor IntelliMan de toda la existencia humana.

Hicimos que usted se detuviera a pensar un poco en su papel de padre, de hijo, de marido, de novio e incluso en la relación consigo mismo, respetándose, evolucionando.

Mostramos cómo algunos de los mejores soldados del mundo llegaron a ese título con disciplina. Y vimos también que un adversario, un rival, no necesita ser tratado como enemigo, sino con respeto y honor.

Aun así, vimos a hombres que leyeron todo eso y no movieron ni un dedo para mejorar. Tal vez por orgullo de pensar que ya son “buenos” y que no necesitan desarrollarse. Tal vez porque ese tonto orgullo sea solo una excusa inconsistente para no arremangarse de hecho. Vaya usted a saber.

Sin embargo, los que siguieron todo esto y buscaron, por ellos mismos, investigar más en búsqueda de conocimiento, se miran al espejo y saben, no solo imaginan, que hoy son hombres más completos. Pueden no haber llegado al ideal, pero están en un franco ascenso.

En la última reunión del “Año de la Disciplina” aprendieron que el éxito es una consecuencia, no un ideal en sí, desde que sus actitudes reflejen la gloria de Dios y no la vanidad humana.

Tenemos dos ingredientes muy buenos en las manos en este exacto momento: a nosotros mismos y tiempo. Este año que comienza es un material muy bueno a ser trabajado a nuestro beneficio y no solamente una serie más de números en un calendario que será descartado en diciembre. Es materia prima de oro, que muchos darían todo para tenerla de vuelta después de haberla desperdiciado, otros la tienen al alcance de la mano y ni se dan cuenta de eso. Y nosotros mismos somos el lugar donde se realiza esta obra en construcción en el que ese material, si es bien usado, servirá para levantar algo sólido, bueno, fuerte y viril.

El tiempo está a su disposición, mi amigo, y él mismo ya comenzó. Aquí agradecemos mucho por su atención, ya sea usted un joven que forma parte de las hileras de los IntelliMen que ya hacen la diferencia o sea un veterano que aprendió que aún puede mejorar mucho, día tras día.

Que comience el año nuevo. Estamos a la altura del desafío.

El respeto es fundamental para que haya una buena relación interpersonal. Si usted es hombre y quiere cambiar sus actitudes, el momento es ahora. Participe del proyecto IntelliMen y aprenda cómo ser un hombre mejor.

Leave a Reply





Copyright 2015 Universal Honduras. All Rights Reserved.