La marca de Caín

11 Dia Ayuno de Daniel

12° Día del Ayuno de Daniel

Quien es incrédulo oiga lo que el Espíritu dice:

He aquí me echas hoy de la tierra, y de Tu presencia me esconderé, y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará. Génesis 4:14

No hay otra manera, así como la semilla de la obediencia produce bendiciones, la semilla de la desobediencia trae maldiciones.

Y la peor maldición de la desobediencia es la ausencia de la FE.

Las señales de la marca de Caín eran:
ser fugitivo, andar errante por la Tierra, y el miedo.
O sea, él era un pozo de dudas.

Duda que le generaba miedo, que le generaba desconfianza, que le generaba preocupación, que le generaba debilidad y que lo hacía un maldito en la Tierra. Características de los hijos de las tinieblas:

… la paga del pecado es muerte… Romanos 6:23

Sin FE es imposible agradar a Dios. (Hebreos 11:6)

Sin FE es imposible aproximarse a Dios. (Hebreos 11:6)

Sin FE es imposible apoderarse de las Promesas de Dios.

Sin FE es imposible tener la vida, ya que esta viene por la FE. (Hebreos 10:38)

Sin FE la humanidad queda sujeta a la acción del mal.

Debido a que es espiritual, no es posible confrontar al mal con las armas físicas y convencionales. Es necesario otro poder espiritual mucho más poderoso para vencerlo.

La FE es el único Poder espiritual capaz de vencer al infierno entero.

Sabedor de eso, el mal pone toda su fuerza para intentar impedirle al ser humano que tome posesión del Espíritu de la FE.

Razón por la cual, en el momento de la búsqueda del Espíritu Santo, de la nada, surgen los malos pensamientos, las preocupaciones, las dudas, los miedos, etc.

Justamente para desviar la atención del Espíritu Santo.

La FE es el Poder de Dios que emana de Su Santo Espíritu.

Octavio tiene una duda y pregunta:

Estoy en una relación conyugal con alguien hace 1 año, viviendo con ella dentro de casa, y esto ocurre sin habernos casado oficialmente. Me gustaría saber si esta actitud pecaminosa puede contribuir negativamente para que yo no reciba el Espíritu Santo. Pido ayuda obispo, porque estoy 100% entregado en este Ayuno de Daniel, pero hasta hoy todavía no ocurrió nada.
Estoy siendo atormentado por los pensamientos negativos…
Que lo pase bien y que Dios lo bendiga.

La duda de Octavio es pertinente porque trata la raíz de todos los males que afligen a la humanidad: el pecado.

Mi querido Octavio,
Usted mismo asume que esa relación conyugal es una actitud pecaminosa. Usted mismo se condena. Significa que está lleno de dudas en su interior. Ese es el peor mal que hace el pecado. Él debilita la fe y se establece fuerte en la conciencia en forma de duda. Y en la duda todo lo que se hace resulta mal.
Yo le aconsejo que se libere de ese peso pecaminoso, para entonces librarse de las dudas. Entonces, en esa fe sacrificial, usted alcanzará el perdón y el Sello de Dios.
El poder de la fe no está en el tamaño, sino en la calidad.
Esto es, ausente de cualquier duda.

* * *

Comentarios

Iago Costa

Hola obispo, quiero contar la experiencia que tuve hoy en el 10º Día del Ayuno de Daniel, el cual yo había roto, mirando pornografía en internet y, sucesivamente, masturbándome. Yo estaba tibio y débil en la fe, pero con un dolor en el alma. Aun siendo de la iglesia, conociendo la verdad, hacía eso y siempre pedía perdón. Hablaba con los obispos y ellos me orientaban, pero lo volvía a hacer.

Entonces comencé a ver su programación, pues no aguantaba más sufrir y quedarme con ese dolor en el alma.

Ni bien comenzó la programación, usted pidió que fuera a un lugar donde estuviera solo yo, usted y Dios. Fui a la habitación, sin embargo recordé que el arroz estaba en el fuego, y volví para mirar, y me quedé de pie cerca de la cocina, apoyado en la pileta.
Y usted dijo otra vez:
“Si usted que está cocinando, o haciendo otras cosas, entonces no sirve.”
Entonces dije:
“Él está hablando conmigo” (el Propio Dios a través de usted)

Fui a la habitación y cerré la puerta, cerré la puerta del baño y quedó todo oscuro y en calma. Sin embargo no estaba bueno aún, entré adentro del guardarropa y cerré la puerta, ahora sí estaba tranquilo y calmo. Tenía audífonos.
Entonces allí estaba yo, el Señor Dios, y el milagro sucedió.
Allí fui perdonado de hecho y de verdad.
Una mansedumbre, una paz, no tengo más palabras para explicar la experiencia.
¡AH, QUÉ DÍA, OBISPO!
Hoy fui tocado por el ESPÍRITU SANTO.
Si antes no estaba haciendo el Ayuno, o estaba haciéndolo a mi manera, ahora voy a hacerlo de la manera correcta.
Por mi entrega sincera y la misericordia de Dios fui llenado, me voy a sumergir en esas aguas, en el Ayuno de Daniel, voy a aprovechar al máximo, máximo, máximo.
Obispo, muchas gracias, aun errante delante de Dios, aun así pedía por su vida en oración.
¡Dios lo bendiga mucho!

* * *

Anónimo

Obispo, me gustaría que este Ayuno durara por lo menos hasta fin de año.
¡Caramba!, es muy gratificante ver a toda la Iglesia en el mundo entero en el mismo espíritu, en la misma fe, en el mismo propósito, igual que en el día de Pentecostés, … es diferente
Nada en esta vida que tenga valor viene gratuitamente, ¡hay que sacrificar!
Y como usted dice, hay que “cavar el pozo” para llegar hasta las aguas. Así como la puerta es angosta y de difícil acceso, no es posible atravesarla llena de “bagajes” o de la gordura de este mundo.
También subir un monte como el Hermón requiere esfuerzo.
Yo ya escalé algunas montañas y no es fácil, llega a ser una tortura, pues los músculos duelen, las piernas quedan débiles, los pies doloridos, el cuerpo queda con una temperatura muy alta, la ropa incomoda, falta el aliento y la voluntad de parar en medio del camino o de volver hacia atrás es grande.

Pero cuando vamos contra todo lo que nuestro cuerpo dice, y seguimos el objetivo de nuestra mente de seguir hasta la cima, buscamos fuerzas de donde no tenemos.
Y cuando se llega a la cima, ¡qué maravilla!
La vista es para quitar el aliento y la alegría de haber vencido a uno mismo es muy grande, sin contar con que el cuerpo queda más fuerte y resistente.
Así lo veo del lado espiritual.

Nuestra vida con Dios es igual a una cuenta de matemática, si es fácil hay algo equivocado, (risas). Tengo el Espíritu Santo y soy nacida de Dios, pero en estos días del Ayuno de Daniel he buscado como si no Lo tuviera, como si no fuese nacida de Dios aún.

Como si Jesús estuviese volviendo mañana.

Eso cambia mi manera de orar, de buscar, de humillarme ante Dios.

Estoy cavando mi “pozo”, estoy buscando como nunca antes, pues tengo sed, mucha sed, ¡y no quiero limitar a Aquel que es ilimitado!

Obispo, oro siempre por usted, ¡para que Dios continúe usándolo para bendecir, guiar, enseñar, exhortar! ¡Que Dios lo bendiga enormemente!

 

* * *

Flávia de Lima

Buenas tardes, obispo.

Hoy me detengo a pensar en hace dos años atrás cuando yo decía: “Prefiero ir a la macumba que a la Iglesia Universal”

Hoy mi vida está transformada.

Yo era adicta, me prostituía. En las madrugadas tenía insomnio y quería ir a la cocina a agarrar el cuchillo para matar a mi hija de 6 años y a mi abuela.

Yo estaba perturbada, endemoniada.

Mi DIOS, ¡hoy soy feliz! tengo el Espíritu Santo y obedezco a mi Padre, mi Señor, mi Grandioso Dios.

Agradezco al pastor Franklin que me ayudó, porque caí y volví.

Ah, ¡qué día glorioso mi regreso a la Casa del Padre! Fue en una vigilia de la Fuerza Joven que tuve el privilegio de recibir el ESPÍRITU SANTO.

Gracias por todo, obispo Macedo.

Aún no lo conozco personalmente, pero tengo certeza de que algún día lo voy a conocer.

Antes, cuando era ignorante, dije que lo detestaba. Hoy le tengo el mayor respeto, admiración y temor, y en mis oraciones Le pido a Dios que los proteja siempre, a la señora Ester, a sus hijos, a todos los pastores, obreros y miembros de nuestra FAMILIA UNIVERSAL.

* * *

Karla Nadir

¡Gloria a Dios, Aleluya!
Alabado sea el Nombre de nuestro SEÑOR JESUCRISTO. ¡Para siempre sea alabado!
Mi Padre, muchas gracias por todo ese cuidado en responder a mis oraciones y en hablar conmigo, esclareciendo todo dentro de mí.
Sinceramente, si no fuese por EL SEÑOR en mi vida, confieso que estaría arruinada.
Gracias mi PADRE, muchas gracias por todo y principalmente por Tu misericordia, perdón, gracia y poder en mi vida.
De hecho tenemos que continuar orando y agradeciéndole a DIOS por la vida de ese siervo de Él, tan fiel y obediente, que es el obispo Macedo, nuestro padre en la fe de los tiempos actuales.
¡Ahhhhh, qué día!¡¡¡Mi alma se regocija en Ti JESÚS!!!
Es maravilloso, ¡¡¡sublime y glorioso es JESÚS!!!
Te amo y Te quiero en mi vida por toda la eternidad.
Ayuno de Daniel, no existe propósito más fuerte que haga llegar más cerca y tan rápido a la PRESENCIA DE DIOS.
¡Gracias, gracias, y gracias!

Leave a Reply





Copyright 2015 Universal Honduras. All Rights Reserved.