La cólera de Dios

El transgresor de la Ley de los hombres carga en sí el sentimiento de castigo. Si él escapa, se dice astuto y comete algo más osado. la_ira_de_dios-12909

Pero, el transgresor de la Ley de Dios no. Por lo contrario, sigue tranquilo en sus pecados contando con el amor y la compasión Divinos. “Dios es amor”, intenta convencer a su conciencia. “Él me entiende y, al final, me perdonará.”
“No creo en el castigo de infierno solo a causa de algunos pecaditos…”

Normalmente la humanidad se olvida que, debido a Su Justicia, el Todopoderoso no puede sujetarse al infinito sentimiento de compasión. Salvo cuando existe el sincero arrepentimiento y confesión de los pecados. En ese caso, Él tiene cómo justificar y rescatar al pecador con la Sangre de Su Hijo Jesús.

Sin embargo, si tal actitud del pecador no sucede, ¿cómo tenerle misericordia y justificarlo ante el infierno y salvarlo?
Imposible.

“Sé sabio, hijo Mío, y alegra Mi corazón,  Y tendré qué responder al que Me agravie.” Proverbios 27:11

 

Leave a Reply





Copyright 2015 Universal Honduras. All Rights Reserved.