CUANDO LA ANSIEDAD SOFOCA LA FE

DE REPENTE TU CORAZÓN SE ACELERA, MIL Y UN PENSAMIENTOS NEGATIVOS QUE NO CONSIGUES CONTROLAR SURGEN EN TU MENTE. ¿SERÁ UNA SIMPLE PREOCUPACIÓN? NO, ESTO ES ANSIEDAD…

Por eso os digo, no os preocupéis por vuestra vida, qué comeréis o qué beberéis; ni por vuestro cuerpo, qué vestiréis. ¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo más que la ropa? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, y sin embargo, vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros de mucho más valor que ellas? ¿Y quién de vosotros, por ansioso que esté, puede añadir una hora al curso de su vida?”

Mateo 6:25-27

¿No será incoherente que no nos preocupemos con qué vamos a comer, vestir o adónde viviremos?

Amigo lector, una cosa es usar la fe para superar tus problemas, para alcanzar los objetivos que Dios te dio para que tu vida tenga sentido (casarse, ser una persona exitosa, ser curado/a, ser usado/a por Dios, ser el(la) mejor esposo(a), tener una familia unida, bendecida y salva…) Sí, todos estos objetivos fueron dados por Dios, pero no puedes cometer el error de ser o ponerte ansioso por el cumplimiento de los mismos…

Si existe una característica en quien vive en el reino del mal, esa es la ansiedad. ¿Porqué? Porque existe miedo del futuro, ¡hay una inseguridad!

Sin embargo, una característica de los que están en el Reino del Bien, sirviendo al Señor Jesús, es la confianza, pues no se preocupan con lo que sucederá en 1 minuto, 1 semana, 1 mes o 1 año: ELLOS YA SABEN EL DESTINO DE SU ALMA. Y si ya existe la mayor certeza de todas, que es la Salvación, ¿Porqué se preocuparía con todo lo demás?

Si lo más difícil o más importante ya fue conquistado, ¿porqué tendrían ansiedad? La ansiedad es un sentimiento del cual el espíritu engañador se aprovecha para, infelizmente, engañar a muchos cristianos y, a través del cual, muchos están sirviendo al dios de este mundo.

Y para aquellos que piensan que para servir al diablo es necesario hacer un pacto con él, yo les digo que basta apenas no servir al Señor Jesús.

Por eso, no estés ansioso, rechaza este sentimiento de ansiedad en tu íntimo pues, si el Señor Jesús cuida hasta de los pájaros, ¿No te cuidará a ti que te consideras hijo de Dios?

PIENSA EN ESTO.

Toma la decisión de vencer la ansiedad y entrarás en el Reino de Dios.

Sug.: No faltes los Domingos por la mañana, Miércoles y Viernes.

¡Dios es contigo.

Obispo Julio Freitas

Leave a Reply





Copyright 2015 Universal Honduras. All Rights Reserved.