Autoestima y aspecto físico

La imagen corporal suele tener un impacto muy importante sobre la autoestima. El aspecto físico, sobretodo cuando se es niño o adolescente, juega un papel muy importante en las relaciones interpersonales y por lo tanto en la formación y en el desarrollo de la autoestima. La aceptación de uno mismo por parte de los demás se vuelve muy importante para niños y jóvenes, y en este contexto el aspecto físico puede ser determinante. Responder a los patrones que marca la moda, parecerse a modelos y artistas es algo que suele quitar el sueño a gran cantidad de personas. Por este motivo, el aspecto físico puede tener una influencia muy negativa sobre nuestra autoestima. Es importante saber trabajar con esta situación para que no nos afecte y podamos tener una alta autoestima.

Como debemos trabajar con la autoestima para mejorar todo aquello que tiene que ver con nuestra imagen corporal:

  • Para aumentar la autoestima, es importante darse cuenta de que tu cuerpo es tuyo y de nadie más y que los demás no tienen derecho a desmerecerte por tu aspecto físico. Si lo hacen, seguramente no se tratará de una relación que valga la pena valorar o conservar.
  • Si te preocupa mucho tu aspecto físico o hay algo que te disgusta especialmente, plantéate que puedes hacer para cambiarlo o si se trata de algo que es imposible cambiar. Hay determinados rasgos o características físicas que uno se ve obligado a aceptar, sin embargo otras pueden cambiarse. La estatura es una característica que uno no puede modificar, en cambio si lo que te preocupa es el exceso de peso, puedes acudir a un especialista que te ayude a recuperar tu peso ideal. Esto no quiere decir que sea fácil, pero si que existe la posibilidad de cambiarlo si realmente afecta al como te ves y por lo tanto a tu autoestima.
  • Si decides someterte a un cambio físico, por ejemplo haciendo ejercicio, sería bueno que lo hicieras por ti mismo y no por lo que los demás piensen de ti. El sentirse bien con uno mismo debe ser la principal motivación que te motive al cambio.
  • El ejercicio físico ayuda a sentirse mejor con uno mismo. Si el problema con la autoestima viene como consecuencia de un exceso de peso, empezar una rutina de ejercicio es una buena opción para combatirla. El ejercicio ayuda a trabajar los diferentes músculos y partes del cuerpo, incrementa las endorfinas y hace que uno se sienta mejor con uno mismo.
  • Si lo que te molesta de tu aspecto físico es algún rasgo que no se puede cambiar, evita pensar tanto en eso y céntrate en otros rasgos positivos o virtudes que tengas. Cuanta más importancia le des y mas te afecte algún defecto o rasgo de tu aspecto físico que no te guste, más lo notaran los demás. Si tú no le das importancia, seguramente también pasará desapercibido para los demás.
  • Sentirse feo o poca cosa hará que los demás te perciban de la misma forma. Si te sientes bien y agradable, los demás también lo notarán. El como tu te ves determinará el cómo te verán los demás. Muchas veces es más una cuestión de actitud que de imagen corporal.
  • Si te sientes feo o menos que los demás y actúas de esta forma, solo acentuarás más tus defectos. Una situación que sirve de ejemplo es el caso de muchas personas que porque tienen un exceso de peso no se atreven a sentirse guapas. Dado que no se sienten guapas y que piensan que nunca van a serlo, no se preocupan de su imagen corporal y no se arreglan, no se preocupan de su ropa,  de su higiene, etc., solo porque ya dan por sentado que no pueden ser guapas… y por tanto ¿para qué esforzarse?. Sin embargo, en muchos casos es precisamente este comportamiento y esta dejadez la que precisamente hace que personas que son guapas (aunque puedan tener unos kilos de más), no lo parezcan.

Leave a Reply





Copyright 2015 Universal Honduras. All Rights Reserved.