16° Día del Ayuno de Daniel

Si yo hablase…

En 1 Corintios 13:1-8, el Espíritu Santo revela la enorme diferencia entre el SER y el HACER; entre el poseer Su CARÁCTER y el REALIZAR Sus Dones.

“Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe…”

Hablar la lengua de los hombres e incluso la de los ángeles se trata del uso de los DONES. Sin embargo, si no hay amor (FRUTO o CARÁCTER), no significa ser bautizado con el Espíritu Santo;

“Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy…”

O sea, tengo el don de profecía, entiendo todos los misterios y toda la ciencia y también tengo fe incluso para trasladar montes…Si no tengo el FRUTO (carácter) del Espíritu, entonces no tengo el Sello de Dios;

“Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve…”

Significa que toda caridad hecha a los pobres e incluso morir quemado por ellos, aun así, no significa el bautismo con el Espíritu Santo;

“El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará…” 1 Corintios 13:1-8

Los dones y el fruto son del Espíritu Santo. Pero Satanás ha copiado los dones de Dios y ha hecho milagros para, de ser posible, engañar incluso a los escogidos (Marcos 13:20-22). Sin embargo, él jamás puede imitar el FRUTO del Espíritu porque está fundamentado en la bondad, justicia y verdad – Efesios 5:9.

Quiere decir que todos los bautizados con el Espíritu Santo tienen Su carácter y están en condiciones de manifestar Sus dones. No obstante, no todos los que manifiestan los dones tienen el Espíritu Santo.

Como padre de la mentira, el diablo usa el engaño y la farsa para destruir a los incautos con sus fantasías. Él sabe que hay personas que se engañan fácilmente. Por esa razón, trabaja con el ilusionismo de la magia para encantar y engañar a niños y adultos. Promueve visiones de extraterrestres para engañar a sus hijos. ¿Usted cree que sería difícil para él hablar la lengua de los hombres e imitar a los ángeles? ¿Sería difícil profetizar, conocer los misterios y las ciencias humanas, o usar a sus hijos para hacer “maravillas” entre los que viven en la carne, o usar a personas “caritativas” para que incluso mueran quemadas por los pobres? ¡No! ¡Mil veces no! Sepa un poco de Lucifer antes de que se convirtiera en Satanás en Ezequiel 28, donde el rey de Tiro figura como Lucifer.

Leave a Reply





Copyright 2015 Universal Honduras. All Rights Reserved.